En los últimos años, estudiantes y educadores por igual han utilizado nuevas tecnologías a su alcance (como las tablets y portátiles), como medio de mejorar el proceso de aprendizaje.

Mientras que una investigación previa sugiere que estas implementaciones dentro del aula proporcionan un método nuevo y beneficioso tanto para enseñar como para aprender, los científicos han comenzado a explorar los posibles efectos adversos que estas tecnologías pueden tener en el proceso de aprendizaje.

Aunque leer los textos desde una pantalla electrónica no afecta la eficacia respecto a la lectura del texto impreso, los investigadores quieren explorar las posibles consecuencias de usar estos aparatos tecnológicos en el mundo académico.

El actual estudio pretende abordar cómo las tablets afectan al proceso de aprendizaje, comparado con las generaciones que no utilizamos estas tecnologías en nuestro aprendizaje.14284293563773

De esta forma, se podrá saber si las tablets y los ordenadores son una herramienta instructiva en las nuevas generaciones, que ayudan en el aprendizaje, o más lo entorpece.

Como el mundo tecnológico sigue avanzando rápidamente, los educadores buscan integrar la tecnología dentro del aula con la esperanza de aumentar la eficiencia y la eficacia del aprendizaje de los estudiantes.

Pero lo cierto es que muchas de esas nuevas tecnologías, como ordenadores, portátiles, conexión Wi-Fi, etc. pueden impulsar el aprendizaje, y las tablets ahora forman parte del aula, convirtiéndose en una parte integrante del proceso de aprendizaje.

Esto es debido a que los estudiantes pueden ver la materia en las pantallas y de esta forma lo asimilan mucho mejor. Lo tienen más cerca y con todo lujo de detalles.

Además, el uso de la tecnología en la educación afecta a la manera en que los profesores presentan la información.

Los estudiantes pueden disponer de estas herramientas de material académico, esto promueve el aprendizaje colaborativo y a compartir y cuidar el material.

Los estudios indican que más del 90% de los estudiantes universitarios tienen un ordenador portátil, y lo utilizan dentro y fuera del aula, una proporción significativamente mayor de lo que había hace unos años atrás.

Aunque los ordenadores y portátiles ha aumentado considerablemente, la tablet es la herramienta que más rápidamente está creciendo en las escuelas y universidades. Las tablets están consideradas como una plataforma revolucionaria para el aprendizaje y la comunicación, que proporciona un método portátil e interactivo de visualizar contenidos e interactuar con los compañeros.

Las percepciones y actitudes de los estudiantes hacia las tablets, indican que son muy buenas, ya que las perciben como unas herramientas educativa interactivas, atractivas y eficaces, en comparación con las plataformas de aprendizaje estándar.

Anuncios