Las terceras elecciones están más cerca de lo que todos pensamos, y según los sondeos, los partidos más perjudicados serían los nuevos partidos (Ciudadanos y Podemos).

En cuanto a UPyD, bajará todavía más escaños, cayendo en picado como lo hizo en las pasadas elecciones del 26 de Junio. Logró tan sólo 50.000 votos y los ciudadanos ya no les apoyan como antes. Está claro que han perdido la confianza que muchos habían depositado en ellos, y será muy difícil (sino imposible) de recobrar.

A pesar de que su último portavoz y candidato, Andrés Herzog, se fuera del partido tras el último y desastroso resultado, continúan con la idea de seguir con su defensa de sus ideas, ahora con otro candidato, Gorka Maneiro, al frente.

Esperemos que tras unas supuestas terceras elecciones, su candidato no abandone de nuevo, como ya lo hizo Rosa Diez en su momento, o prevemos que se van a quedar sin miembros en el partido, y sin candidatos.

Como vasco, le preocupa su región, y no se muerde la lengua al hablar sobre la postura de otros partidos y el nacionalismo.

Maneiro ha afirmado que no puede contar ni con el PSOE ni con el PP para luchar contra el nacionalismo, el populismo y Arnaldo Otegi, las principales causas de la división del país. Ellos son los causantes del crecimiento del populismo, y encima se quedan con los brazos cruzados, no hacen nada por defender a España en el Parlamento Vasco.

Ya fuera del Congreso y como tercer partido extraparlamentario, por detrás del Partido Animalista (PACMA) y de Recortes Cero, siguen creyendo en sus ideales, una justicia independiente y despolitizada, en la que ningún juez es designado por altos cargos políticos, sino elegido mediante el voto equitativo de otros magistrados. Esta es también una de las propuestas que tiene en su programa electoral Ciudadanos.

También pretender cambiar los Sistemas Forales que hay entre España, País Vasco y Navarra. Estos acuerdos especiales dividen el país y discriminan a las demás comunidades cutónomas y a sus ciudadanos.

La eliminación del Senado también ha sido una de sus prioridades, ya que, bajo su punto de vista, funciona erróneamente como órgano de representación de cada comunidad autónoma. Para ello, afirman, habría que cambiar la Constitución Española.

No sabemos si algunos de los puntos de su programa electoral cambiará o no, de cara a unas nuevas elecciones, pero está claro que continuar con ello no ha agradado a la ciudadania, o tal vez lo que no les gusta, es que sus representantes abandonen la formación cada vez que haya elecciones.

Anuncios